RutaElectoral

Se suma la coordinación temática de medio ambiente y recursos naturales del grupo parlamentario de Morena a la prohibición del gobierno federal a la experimentación con geoingeniería solar para reducir los efectos del cambio climático

LA EMISIÓN DE GASES A LA ATMÓSFERA PARA INDUCIR LA REFLEXIÓN DE LOS RAYOS SOLARES DE REGRESO AL ESPACIO, OCASIONA DESEQUILIBRIOS METEOROLÓGICOS Y ADELGAZAMIENTO DE LA CAPA DE OZONO

“REFRENDAMOS DESDE LA CÁMARA DE DIPUTADOS EL COMPROMISO CON EL BIENESTAR DE LA POBLACIÓN Y LA PROTECCIÓN AL MEDIO AMBIENTE”: ADRIANA BUSTAMANTE CASTELLANOS

ESTAS TECNOLOGÍAS ALTERNATIVAS NO CUENTAN CON SUSTENTO CIENTÍFICO PARA ENFRENTAR LOS IMPACTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO.

Con la finalidad de proteger a la población y el medio ambiente, el Gobierno Federal prohibirá la experimentación con geoingeniería solar en el país. Estas prácticas afirman contrarrestar los efectos del cambio climático, a través de la emisión de gases a la atmósfera como: dióxido de azufre y sulfato de aluminio, entre otros. Sin embargo, hay suficientes estudios que demuestran impactos negativos y desiguales, asociados con la liberación de estos aerosoles tales como vientos y lluvias torrenciales, sequías en zonas del trópico y adelgazamiento de la capa de ozono del planeta.

“Es por ello que la Coordinación Temática de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Grupo Parlamentario de Morena, respalda la estrategia que implementará la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), para prohibir esta experimentación con geoingeniería solar en México, procesos que se promueven como tecnologías de gran escala, pero aún permanecen en desarrollo”, sostuvo la legisladora federal.

El Convenio de la Biodiversidad Biológica de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), estableció en 2010 una moratoria aún vigente contra el despliegue de la geoingeniería; porque a la fecha, no existen acuerdos internacionales que aborden o supervisen estas manipulaciones climáticas. Tampoco existe sustento científico que las avalen como tecnologías alternativas para enfrentar los impactos del cambio climático.

“Desde la Cámara de Diputados, refrendamos el compromiso con el bienestar de la población y la protección al medio ambiente frente a prácticas que generan riesgos a la seguridad humana y ambiental” concluyó Bustamante Castellanos.