RutaElectoral

Reconoce MORENA política ambiental nacional, donde la protección de los recursos naturales avanza a la par del desarrollo

• La política ambiental inserta desde el humanismo mexicano, gana terreno en lo que se consideró imposible; proteger el interés colectivo sobre el de privados: María del Rosario Reyes.

Diputados de Morena distinguieron el trabajo que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) ha realizado, para avanzar en la preservación y conservación de los recursos naturales del país, pues la política ambiental del gobierno de la Transformación, dijeron, ha logrado contrarrestar la devastación de los ecosistemas, manteniendo la premisa de un desarrollo sostenible que vele por el interés de la mayoría.

Esto, en el marco del análisis del Cuarto Informe de Gobierno del Presidente de la República, que continúa en la Cámara de Diputados, donde compareció la secretaria María Luisa Albores González, ante Comisiones Unidas de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y de Cambio Climático y Sostenibilidad.

Al respecto, la diputada María del Rosario Reyes Silva indicó que como bien sostiene el Presidente, “el progreso sin justicia es retroceso”, por lo cual, en materia de política ambiental y climática, la gestión de la maestra Albores mantiene la protección de los recursos y las zonas protegidas, pero escuchando las voces de las comunidades.

“Esta administración reconoce la verdadera protección ambiental que está a pie de territorio y por ello celebramos que hoy existan 384 áreas destinadas voluntariamente a la conservación y 185 áreas naturales protegidas”, puntualizó.

Asimismo, refirió que es importante subrayar el papel que México ha asumido a nivel internacional, al aumentar su ambición climática y colocándose como referente al reconocer las opiniones de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas.

“No solo se contribuye al servicio de los ecosistemas, sino son la comunidades y ejidos los que deciden cuándo y cómo proteger estos ecosistemas”, expresó.

Bajo este contexto, la legisladora también destacó los pendientes en materia medioambiental, de los cuales refirió la necesidad de una legislación que persiga con mejores mecanismos los delitos ambientales.

Agregó que otro reto es dignificar la relación que se tiene con las especies animales no humanas, donde hace falta una normatividad en materia de bienestar animal, ante ello, manifestó que es momento de trabajar en “hombro a hombro” con la Semanart y todos los actores involucrados.

En tanto que, los diputados Joaquín Zebadúa Alva y José Guadalupe Ambrocio Gachuz argumentaron que son las comunidades indígenas las figuras que deben ser las autoridades para debatir temas de impacto ambiental y no personajes externos, además de apuntar que es momento de garantizar el trato digno a los animales, a través de una legislación en forma.

En ese sentido, las diputadas Karla Estrella Díaz García y Adriana Bustamante Castellanos, comentaron que retomaron el tema de acceso al agua y advirtieron la crisis a nivel mundial que se vive por la escasez del vital líquido, para lo cual se han implementado, comentaron, acciones, como la actualización de la norma de agua y evitar así la contaminación de los cuerpos hídricos.

Además de resaltar el gran esfuerzo realizado por el gobierno federal para bajar el nivel de emisión de gases de efecto invernadero desde México, con programas como Sembrando Vida.

Por su parte, la maestra María Luisa Albores, informó que desde el gobierno federal se ha enfatizado que México necesitaba urgentemente una transformación, por ello, sostuvo que desde la Semarnat se impulsa la Nueva Visión Ambiental, “que acompaña este cambio de régimen político”.

“Trabajamos para transitar a una visión garantista del derecho humano a un medio ambiente sano, promoviendo la justicia social y ambiental para todas y todos los mexicanos”, aseguró.

Refirió que se reconoce la relación intrínseca entre el medio ambiente y las comunidades del país, “donde los recursos naturales se conciben como un patrimonio biocultural”. Por tal razón, expresó que se construyó la política ambiental de la mano de las comunidades y los pueblos originarios bajo la premisa: “Construir conservando, conservar produciendo”.