RutaElectoral

¡Libres Javier, Iván y José! después de 6 días en prisión por defender un parque público. 

“¡Aquí está su manada!”. Un fuerte estruendo de aplausos, porras y música arropó a Francisco Javier Armenta, Iván Ilich Cisneros y José Alexis Rojas, quienes al descender de la camioneta que los trasladó del penal de Puente Grande a Casa Jalisco subieron al templete montado en el campamento instalado en ese sitio.

Con gran euforia, el Rector General de la Universidad de Guadalajara, doctor Ricardo Villanueva Lomelí, dijo que ahora sí está completa la manada, y con ello se reanudó la Sesión extraordinaria permanente del Consejo General Universitario (CGU) que reinició este martes a las ocho de la mañana, luego de haber sido pausada el viernes pasado para analizar las acciones a emprender en este caso.

“Esto no debió de haber sucedido, pero estamos felices; hoy el gobierno no los liberó, sino los jaliscienses, los mexicanos, las organizaciones civiles, también el gobierno federal, los senadores, los diputados, los partidos políticos, las familias, la comunidad universitaria”, resaltó.

Villanueva Lomelí dijo que el campamento frente a Casa Jalisco se levanta, pero el Estado de emergencia de la UdeG se mantendrá, pues “esto seguirá generando suspicacia e incertidumbre. Yo viví un momento de frustración de no creer el nivel tan bajo de la política en Jalisco. Debemos estar alertas porque esto fue un mensaje político a la UdeG y a los activistas”.

El Rector General agradeció a la comunidad universitaria y a la sociedad por mostrar su apoyo en la defensa de los tres estudiantes y pidió al CGU agradecer públicamente a todas y todos aquellos que se sumaron a la causa.

“Esto rebasó todas las barreras de lo permitido. Fue algo que el gobernador nunca debió hacer y hasta que no se nos regrese la tranquilidad y que venga la concordia y acuerdos en Jalisco, pido que no levantemos el Estado de emergencia”, subrayó Villanueva Lomelí.

*Estudiantes en casa*

El Rector General describió a Javier, Iván Ilich y a José Alexis como universitarios y ciudadanos ejemplares, y pidió al CGU avalar que los tres estudiantes compartieran su testimonio durante la sesión afuera de Casa Jalisco.

“Hoy lo sentí en la sangre, después de seis días en la penal por un gobernador sin escrúpulos, salgo y veo a todas las personas que nos estaban apoyando”, mencionó Iván Ilich Cisneros tras recordar las palabras del Presidente chileno Salvador Allende sobre “ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica”. “Hoy y siempre venceremos”, recalcó.

“Gracias a ustedes hoy estamos libres, gracias a las ciudadanas y los ciudadanos. Con la UdeG todo, sin la Universidad nada, los quiero”, expresó con la voz entrecortada José Rojas, quien leyó una carta que escribió durante su aprehensión.

Javier Armenta agradeció el apoyo del Colectivo Únete Huentitán, quienes fueron perseguidos por la policía de Guadalajara porque pintaban las paredes exigiendo su liberación.

“Estamos aquí en libertad gracias a cada una de las y los universitarios que desde el jueves estuvieron con mucha valentía alzando la voz. La justicia desafortunadamente se negocia en Jalisco, pero existe, y muchas gracias”, declaró.

Detalló que es lamentable que los ministerios públicos (MP) persigan a quienes piensen diferente del gobierno. “Hay presos políticos que no tienen la oportunidad de pertenecer a esta comunidad”, y exhortó a salir a pedir justicia por quienes son víctimas.

“El parque me llenó de sueños de creer que podemos desafiar a los poderosos cuando se tiene sed y hambre. La UdeG está del lado correcto de la historia. La universidad es esperanza, es amor y es lucha”, concluyó Armenta.

La Presidenta de la FEU, Zoé García, recalcó que esto es sólo el inicio de la lucha estudiantil, porque continuarán sus luchas por el interés colectivo de la sociedad.

“Tenemos que seguir juntas y juntos, no sólo la comunidad; ellos salieron porque toda la sociedad alzamos la voz frente a las injusticias”, recalcó, y describió a la administración de Enrique Alfaro como un estado fallido y represor.

*Reluce la verdad en audiencia*

Juan Carlos Guerrero Fausto, Abogado General de la UdeG, dio a conocer que el juez consideró la detención preventiva oficiosa al estimar que los jóvenes portaron armas durante sus protestas, lo que fue señalado por cinco testigos de la parte acusadora que no estuvieron presentes en el momento en el que se había cometido el presunto delito.

Además, detalló que un guardia que estuvo presente  durante el desalojo del campamento mencionó que los estudiantes no contaban con las armas que mencionan los MP.

“Ese señor, con altísimo valor civil, fue y declaró que era falso que los estudiantes estuvieran armados. Esa declaración de ese ciudadano valiente ayudó a que se desestimaran los testimonios fabricados por la Fiscalía del Estado el día del evento”, dijo Guerrero Fausto.

Sin embargo, sí fueron vinculados a proceso, pero eso no implica que sean señalados, fichados o que quede algún tipo de antedente: “Este proceso continúa y seguiremos defendiendo a los jóvenes”.

“Un juez de distrito concedió la suspensión de la prisión preventiva oficiosa porque estimó que no había elementos para que se quedaran en el penal, porque ni el MP ni el juez acreditaron que estuvieran armados”, puntualizó el Abogado General.