RutaElectoral

Iniciativa presentada por el diputado Julio Cesar Hurtado Luna, para que la venta de boletos falsos, sea tipificado como fraude para todo tipo de espectáculos en Jalisco

INICIATIVA DE LEY QUE REFORMA LAS FRACCIONES XXIV Y XXV Y ADICIONA LA FRACCIÓN XXVI AL ARTÍCULO 252 DEL CÓDIGO PENAL PARA EL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE JALISCO

Guadalajara es una de las ciudades con mayor actividad musical en cuanto a conciertos se refiere, apostando por el regreso de grandes estrellas internacionales que postergaron sus presentaciones debido a la pandemia, así como nuevas giras, festivales y conceptos sonoros que podrán cumplir con las expectativas de todo tipo de público, es sede de muchos conciertos, espectáculos y festivales atrayendo a miles de compradores locales y nacionales para asistir a dichos eventos. La gran oferta de eventos que existen en Jalisco y sobre todo en la Zona Metropolitana de Guadalajara provoca una fuerte demanda de entradas, demanda que se traduce en una gran derrama económica para el estado y donde tristemente hay quienes aprovechan esto para vender o revender boletos falsos, en redes sociales existen innumerables denuncias de fraudes por venta de boletos duplicados o falsos.

En Jalisco y su área metropolitana se llevan a cabo al menos 200 eventos al año de diferente índole, trayendo consigo una derrama económica para las empresas locales que se dedican a la organización de los mismos, ingresos para los estadios, arenas, plazas y parques en los que se llevan a cabo, así como a sus trabajadores, ganancias altas para quienes desempeñan una actividad económica formal o informal alrededor y dentro de los eventos y hasta para quienes se dedican a la reventa de boletos, tickets o accesos a los espectáculos.

Por contraparte, este último ejemplo citado en el párrafo anterior se ve ligado a un fenómeno delictivo que ha traído consigo diferentes situaciones desafortunadas y lamentables para quienes deciden adquirir un boleto o entrada a través de un intermediario más conocido como «revendedor», pues independientemente que resulta mucho más elevado su precio, se ven en la necesidad de correr un alto riesgo en tanto que su boleto adquirido sea auténtico o apócrifo.

En los últimos años hemos visto que la reventa de boletos de espectáculos ha tenido un alza en la práctica, pues es una actividad altamente rentable para quienes la desempeñan ya que hemos sido testigos que en la mayoría de los casos los precios rebasan desde el 100 al 200% del precio real, según sea el artista, equipo etcétera.

La significativa alza de precios de los eventos masivos se debe en gran medida aparte de la calidad de los artistas, a la alta demanda que se presenta a través de las redes sociales en donde ahora se publican y revenden boletos al por mayor, sin ninguna seguridad para los usuarios compradores.

Teniendo lo anterior, somos conscientes que este tipo de actividad representa un peligro inminente para quienes compran este tipo de entradas, pues en un casi 70% se trata de boletos apócrifos, situación que queda fuera de toda regulación, pues al tratarse de un tipo de compraventa informal no existen los mecanismos que protejan los derechos e intereses económicos de quienes los adquieren.

Expuesto lo anterior las autoridades deben ser conscientes del grado delictivo que esto representa, pues no solo se viola el derecho a la recreación, sino que recae en una situación defraude y estafa, la cual debe ser prevenida y en su caso castigada. Ahora bien, es necesario estimar que, aún y cuando se trata de un acto de comercio por consentimiento mutuo de las partes, la reventa de boletos apócrifos debe ser motivo de sanción para quienes lo llevan a cabo.Ante el alza en denuncias por venta y reventa de boletos falsos para entrar a espectáculos y ante la falta de regulación ante esta situación, es por ello, que estamos estableciendo en el Código Penal, en el delito de fraude tipificar ahora la venta de boletos falsos o apócrifos y ya quien haga este mal uso va poder irse a la cárcel en JALISCO. Lo que queremos es que todos los que se dedican a la reventa o aquellos que aprovechen artistas que son de renombre y que vienen a la ciudad lo piensen dos veces y se acabe la venta de boletos falsos y con ello proteger a los usuarios de este servicio y brindar seguridad y confianza a los Jaliscienses y al turismo que nos visita derivado de tales eventos.