RutaElectoral

Casa Jalisco desata una feroz persecución política contra jóvenes universitarios.

Alrededor de 4 mil miembros de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y de la comunidad de la Universidad de Guadalajara realizaron una movilización que partió del edificio de Rectoría General rumbo a Casa Jalisco, donde se instalaron para exigir que tres estudiantes de esta institución no sean juzgados por proteger espacios públicos en Guadalajara, y anunciaron que no se retirarán hasta esperar resultados de la audiencia que tendrán esta tarde los tres universitarios. 

Se trata de los estudiantes Francisco Javier Armenta Araiza, exdirigente de la FEU, así como de Iván Ilich Vladimir Cisneros González y José Alexis Rojas Umazor, quienes fueron citados a declarar esta tarde en el Penal de Puente Grande, luego de protestar por la construcción de un complejo de edificios en un espacio destinado a un parque público.

Frente a Casa Jalisco, la Presidenta de la FEU, Zoé García, lamentó las acusaciones en contra de los universitarios y el que se empleen a las instituciones de impartición de justicia para promover actos que atentan contra la libertad de los jóvenes y la ciudadanía.

“Un estudiante no es un criminal. Hoy vamos a acompañar a los tres compañeros a la audiencia, porque hoy tenemos información de que se les busca dictar prisión preventiva como medida cautelar; además de que el juez tiene conflicto de intereses porque su esposa fue funcionaria pública en el gobierno de Movimiento Ciudadano en Guadalajara”, expuso.

El Rector General de la UdeG, doctor Ricardo Villanueva Lomelí, declaró que es una lástima que en Jalisco no se respete la división de poderes; este tipo de episodios sirve para dar una muestra de que las decisiones dependen del titular de Casa Jalisco.

“El día de hoy estamos en riesgo de que tres estudiantes vivan una de las mayores injusticias que se han vivido en este Estado”, subrayó.

“Hago un llamado, frente a los medios de comunicación, al juez que llevará esta audiencia para que nos regrese la esperanza a todos los jaliscienses de que en Jalisco tenemos un Poder Judicial que sabe oponerse a las mezquindades de los gobernantes en turno”.

Villanueva Lomelí confió en que las instituciones de justicia harán su trabajo y enfatizó que esta es la ocasión oportuna de que el Poder Judicial marque los límites en la injerencia que pueda tener el Gobernador de Jalisco.

Javier Armenta, Expresidente de la FEU y uno de los señalados, manifestó que la defensa de los espacios públicos representa la oportunidad de brindar mejores condiciones para las juventudes, lo que podría alejar a niñas y niños de condiciones de inseguridad. 

“La molestia principal del gobernador es que se metan con su dinero; el proyecto de Iconia es un proyecto de más de 400 millones de pesos que firmó con empresarios corruptos, y gracias a la impunidad que les provee no ha cancelado ese proyecto que es un robo a la ciudad, que va a dejar sin agua a los barrios y a los niños sin jugar”, subrayó.

Luego de la manifestación, los tres universitarios se trasladaron al Penal de Puentes Grande para declarar; fueron acompañados por una comitiva integrada por miembros de la FEU y autoridades universitarias.